El proceso de insolvencia empresarial en Colombia, regulado por la Ley 1116 de 2006, tiene la finalidad de proteger y salvaguardar las empresas colombianas,buscando alternativas para el pago de sus acreencias o liquidando su patrimonio de una forma organizada. Hoy en día, con todos los problemas presentados por la pandemia generada por el COVID – 19, son muchos los empresarios que requieren de un abogado experto para iniciar estos procesos, por lo que a continuación te presentamos la información que debes tener presente para empezar un proceso de insolvencia:

1. REQUISITOS PARA INICIAR EL PROCESO:
Para iniciar un proceso de insolvencia solo se debe cumplir con uno de los siguientes requisitos generales:
Incumpla el pago por más de noventa días de dos o más obligaciones a favor de dos o mas acreedores, o tenga por lo menos dos demandas de ejecución presentadas por dos o mas acreedores para el pago de obligaciones. Las obligaciones deben representar no menos del 10% del pasivo total a cargado del deudor.
Manifestar una incapacidad de pago inminente.

2. REORGANIZACIÓN EMPRESARIAL:
Con la reorganización empresarial se busca presentar un proyecto de pagos para los acreedores, el cual se debe ajustar a la realidad económica de la empresa. En esta etapa se adelantan varias negociaciones entre los acreedores y el deudor, intentando llegar a un acuerdo en donde todas las partes salgan beneficiadas y sus intereses se encuentren protegidos.

3. LIQUIDACIÓN EMPRESARIAL:
En caso de que la continuidad del desarrollo del objeto social de la compañía sea inviable o se incumpla con el acuerdo de reorganización empresarial, se procederá a la liquidación del patrimonio de la sociedad. En esta situación, de igual forma, se elaborará un proyecto de graduación de créditos y se hará un avaluó de los activos de la compañía. Una vez estos dos informes se encuentren en firme se procederá a la venta de los activos y al pago de los pasivos de una forma organizada. Una vez se termine este proceso la sociedad se encontrará legalmente liquidada y se extinguirá su personería jurídica.

4. BENEFICIOS GENERALES
El proceso de insolvencia regulado en la ley 1116, su finalidad principal es proteger las empresas como entidades económicas generadoras de recursos y empleo. Motivo por el cual regula un proceso para que las empresas que atraviesen dificultades de flujo de caja puedan acogerse a un acuerdo y pactar un modo de pago con sus acreedores que facilite el desarrollo de su objeto social.

De igual forma también busca que, en caso de que la empresa no pueda continuar, se protejan los intereses de los acreedores de la sociedad, esto para que no se encuentren personas o empresas defraudadas económicamente por sus actuaciones realizadas de buena fe.

En general estos procesos son excesivamente formales y con mucha tramitología, por lo que siempre se recomienda que un abogado esté presente durante todo el proceso, con la finalidad de proteger los intereses de cada parte y/o acompañar en la adecuada gestión de la declarativa de insolvencia. Cuadro Legal cuenta con profesionales altamente calificados que te pueden asesorar y resolver todas las inquietudes que presentes sobre un proceso de insolvencia.

Escrito por: Pedro Henao Cardona