Los alimentos

Los alimentos son un derecho irrenunciable, regulado en el Código Civil colombiano en los artículos 411 al 427, y en el Código de Infancia y Adolescencia en los artículos 111 y 129. En cuanto al trámite está regulado en el 397 del Código General del Proceso.

Los alimentos se definen como una prestación de carácter económico que se debe dar por una persona a favor de otra que los necesita. De ahí que, los alimentos se fundamenten en los principios de solidaridad, socorro familiar y el deber de gratitud.

De conformidad con el Código de infancia y adolescencia los alimentos están comprendidos por: habitación, salud, educación, vestido, recreación. Así las cosas, al momento en que se regule esta prestación económica se tiene que abarcar todos estos elementos, dado a que el alimentante debe suministrar todos estos conceptos básicos para la vida del alimentario.

Al decir que, los alimentos son una prestación de carácter económico, se hace alusión a la mesada alimenticia, la cual, por regla general se paga en dinero, en efectivo. De manera excepcional se permite parte del pago de los alimentos en especie, más no la totalidad.

Requisitos para que se pueda hablar de obligación alimentaria

Debe haber una relación de carácter triangular integrada por tres partes: alimentante, alimentario, relación jurídica (título).

1. Alimentante: es el sujeto que está obligado al pago de los alimentos. Siempre es el sujeto pasivo, el obligado a suministrar alimentos a favor de la persona que lo necesita. No basta con tener la calidad de alimentante, pues frente al mismo en necesario evaluar su capacidad económica.

2. Alimentario: es la persona que se va a beneficiar con el pago de los alimentos, quien los recibe. Este es un sujeto calificado, pues requiere tener la necesidad de recibir alimentos.

En consecuencia, no basta con tener la calidad de alimentario o alimentante se debe acreditar, demostrar por parte del alimentario la necesidad y por parte del alimentante la capacidad económica.

1. Relación jurídica o título: este se desprende de artículo 411 del Código Civil, el cual indica quiénes son los obligados a pagar alimentos y de manera simultánea a quiénes se le deben los alimentos.

Se deben alimentos a:

Cónyuge: mientras están casados, o divorciados, o separados de cuerpo, en los dos últimos casos son alimentos sanción.

Compañero permanente: aquellos que convivan en unión marital de hecho, mientras la misma este vigente. Lo anterior en virtud de la Sentencia C-1033 de 2002

Descendientes: matrimoniales, extramatrimoniales o hijos adoptivos.

Ascendientes: matrimoniales, extramatrimoniales o padres adoptantes.

A quien fue donante del alimentante:  quien en un momento de capacidad económica decide donar una cantidad cuantiosa a favor del alimentante.

Hermanos legítimos: hermanos de doble conjunción, es decir, no se les deben alimentos a los hermanos medios.

Es importante precisar que, a todos estos alimentarios salvo a los hermanos se le deben alimentos congruos, aquellos que habilitan al alimentario para subsistir modestamente de acuerdo a su posición social. Mientras que a los hermanos solo se les debe alimentos necesarios, los que bastan para sustentar la vida.

La pregunta que surge es: ¿hasta cuándo se deben de pagar los alimentos?
La respuesta a este interrogante debe iniciar precisando que, los alimentos son uno de esos asuntos de familia que no hacen tránsito a cosa juzgada, pues son objeto de revisión, en caso de que, las condiciones tanto del alimentante como del alimentario cambien. En este orden de ideas se concluye que, los alimentos se deben de pagar hasta que la circunstancia que dio lugar a la fijación de los mismos persista, es decir, el alimentante tenga la necesidad y el alimentario la capacidad económica.

Escrito por: Alejandra Cardona Mercado.