Un resumen claro sobre las cesantías, que son, como funcionan y para que se pueden usar.

Algunas de las finalidades más loables perseguidas por los colombianos, son las referidas a la adquisición de vivienda propia, remodelación de la que ya se tiene o la realización de estudios universitarios, bien sean propios o de los familiares cercanos. Por lo anterior, el estado colombiano, en su intento de ayudar a sus ciudadanos, cuenta con un tipo de prestación social denominado cesantías, las cuales son un ahorro exclusivo para cumplir estos objetivos.

Las cesantías son una prestación social; que el empleador debe pagar a sus trabajadores adicional al salario ordinario. El monto de esta retribución equivale a un mes de salario por cada año trabajado del empleado, si es un salario fijo, en caso de ser un salario variable se debe hacer el promedio de lo devengado en el último año de servicios o en todo el tiempo servido si fuere menor de un año. En caso de que el trabajador no cumpla con un año entero laborado, el pago de las cesantías se debe hacer de forma proporcional.

Esta prestación se liquida anualmente al 31 de diciembre y se deben consignar en un fondo de cesantías antes del 15 de febrero del siguiente año. Es decir, si un trabajador labora desde el primero de enero de 2018 hasta el 31 de diciembre de la misma anualidad, con un salario de un millón de pesos, el empleador estará obligado a consignar en un fondo de cesantías, a nombre del empleado, la suma de un millón de pesos a título de cesantías, a más tardar el 14 de febrero de 2019.

La elección del fondo de cesantías es realizada libremente por el empleado, este tiene hasta el 31 de diciembre, del año en curso, para decidir y comunicarle al empleador el fondo que ha escogido.

Es de gran importancia consignar las cesantías en el fondo antes de la fecha límite, puesto que el incumplimiento de esta obligación genera una sanción moratoria para el empleador, la cual consiste en el pago de un día de salario por cada día de mora a favor del empleado. Este dinero debe ser igualmente consignado en el fondo de cesantías al cual esté afiliado el trabajador.

También es relevante para los empleados, que el ahorro de cesantías no puede ser retirado del fondo libremente. Solo en ciertas situaciones o para algunas finalidades específicas, los fondos de cesantías están autorizados para desembolsar los dineros a los empleados.

SITUACIONES EN LAS QUE EL EMPLEADO PUEDE RETIRAR SUS CESANTÍAS:

  1. En caso de que la persona se encuentre desempleada y estas le sirvan para dar seguro y auxilio monetario.
  2. Para financiar la matrícula en educación superior del trabajador, cónyuge o hijos en entidades educativas reconocidas por el Estado.
  3. Para la adquisición, construcción y mejoras de vivienda.

Los anteriores supuestos son taxativos, es decir, solo en estos casos o para estas finalidades, los fondos de cesantías están expresamente autorizados para desembolsar el dinero a los trabajadores o desempleados.

Por último, en caso de que el contrato laboral termine antes del 15 de febrero del año siguiente al cual se liquidaron las cesantías y el empleador no ha consignado dichas cesantías en el fondo respectivo, será obligación del patrono entregarlas directamente al empleado al momento de realizar la liquidación del contrato laboral, siendo este el único caso en el cual es recomendado entregar las cesantías de forma directa al empleado.

Si desea asesoría para su empresa en este tema, no dude en contactarnos haciendo clic Aquí. Uno de nuestros abogados con gusto atenderá su solicitud.

 

Autor: Pedro Pablo Henao Cardona

Editor: Santiago Pinzon Sosa