Nuestra Oficina

Calle 10 A # 34 11 Hotel Diez Categoría, oficina 4014

WhatsApp

+57 318 5324130

Separación de Bienes: Abogados en Medellín

Atravesar por una separación es, sin lugar a dudas uno de los procesos legales y emocionales más desgastante por los que deben atravesar algunas personas; pero como si fuera poco pasar por una ruptura después de estar compartiendo durante un tiempo una vida de pareja, muchos se empeñan también en reñir por los aspectos económicos y bienes adquiridos durante la sociedad conyugal. Por fortuna para muchos y malestar de otros, desear que el cónyuge se quede en la ruina absoluta por los problemas que han acontecido, no es un deseo que se concrete así de sencillo.
En Colombia, está legalmente establecido que todos los bienes adquiridos a título oneroso durante el matrimonio hacen parte de la sociedad conyugal de ambos, y si a su fin, el patrimonio común tendría que dividirse entre los dos por partes iguales. Cuando las dos partes no logran llegar a ningún acuerdo respecto a cómo se adelantarán los trámites respectivos para finiquitar el inconveniente de tener bienes compartidos, solicitar una asesoría legal con un grupo de Abogados en Medellín es la forma más acertada de concluir este proceso de manera asertiva.  Según el artículo 203 del código civil, la separación de bienes no tiene como requisito que la pareja esté divorciada y muchas veces se realiza por mutuo acuerdo entre ambos individuos incluso cuando se mantienen casados; de esta manera se establece que desde el momento en que se proceda a realizar dicho trámite, ninguno de los dos cónyuges tiene derecho a lo que haga parte del patrimonio del otro mientras este disuelta la sociedad conyugal.
Cuando la separación de bienes no se da por mutuo acuerdo, uno de los dos cónyuges puede solicitarla por las siguientes razones:

  • Por separación de cuerpos
  • Por cualquiera de las causantes legales de divorcio en Colombia
  • Porque el matrimonio ha sido declarado nulo

Posteriormente cuando se comprueba que la sociedad conyugal está disuelta, con la asesoría legal de un cuadro de Abogados capacitados, se procede a realizar un conteo de los bienes adquiridos durante el periodo en que la sociedad tuvo validez para proceder a su repartición equitativa, cabe resaltar que no solo se reparten entre ambos los activos, las deudas adquiridas durante la convivencia de la pareja también se asumen por mitades cuando la sociedad conyugal se da por terminada.
Finiquitar un vínculo de pareja de manera cordial, establecer acuerdos y conservar el diálogo con el otro para cerrar un proceso de manera neutral, es la mejor alternativa para evitar pleitos legales que se extiendan innecesariamente por varios años cuando no son de mutuo acuerdo.

Scroll al inicio